Alergia al polen de los árboles

El polen es un polvo muy fino que producen los árboles y otras plantas para poder crecer y reproducirse. Debido a su tamaño microscópico, se transporta con facilidad por el aire. Todo el mundo respira polen de los árboles, pero no todo el mundo reacciona a él.

El polen de los árboles, al igual que el polen de las gramíneas y el polen de la maleza, puede viajar una gran distancia en días ventosos, por lo que sus reacciones no tienen por qué deberse a los árboles de su jardín o el de su vecino. En realidad, el origen de su alergia podría estar en árboles que se encuentran a kilómetros de distancia.

Y si usted es alérgico al polen de los árboles, inhalarlo puede aumentar también las reacciones asmáticas.

POLEN DE LOS ÁRBOLES COMUNES

Hay cientos de árboles que liberan polen que puede activar su reacciones alérgicas. Algunos son:

  • Arce de hojas
  • Olmo
  • Roble
  • Cedro
  • Nogal
  • Olivo
  • Álamo
  • Nogal americano
  • Pecanero
  • Ciprés
  • Morera
  • Arce

SÍNTOMAS COMUNES DE LA ALERGIA AL POLEN DE LOS ÁRBOLES

El polen de los árboles es una causa frecuente de muchos síntomas de alergias. Los síntomas comunes de la alergia al polen de los árboles pueden incluir:

  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Goteo nasal
  • Picor en la garganta
  • Ojos irritados
  • Tos
  • Sibilancias