Alergia al polen de la maleza

La maleza libera unas partículas diminutas denominadas polen. Algunas se ven y otras no. Debido a su tamaño microscópico, el polen de la maleza se desplaza fácilmente por el aire y puede introducirse en los ojos, la nariz o los pulmones. Todo el mundo respira polen de la maleza, pero no todo el mundo reacciona a él.

Estos síntomas forman parte de una reacción que comúnmente se denomina fiebre del heno (aunque la maleza no sea heno), pero el término más adecuado es rinitis alérgica.

Tenga en cuenta que el polen de la maleza, al igual que el polen de las gramíneas y el polen de los árboles, puede viajar una gran distancia en días ventosos, por lo que sus reacciones no tienen por qué deberse a la maleza de su jardín o la de su vecino. En realidad, el origen de su alergia podría encontrarse en maleza que está a kilómetros de distancia.

Y el polen de la maleza también puede aumentar las reacciones asmáticas en alguien que es alérgico.

POLEN DE LA MALEZA COMUNES
Hay cientos de tipos de maleza que liberan polen que puede activar sus reacciones alérgicas. Entre ellas se incluyen:

  • Rumex
  • Artemisa
  • Ortiga
  • Colza
  • Ambrosía
  • Iva ciliata
  • Bledo
  • Barrilla
  • Acederilla

SÍNTOMAS COMUNES DE ALERGIA AL POLEN DE LA MALEZA

Los síntomas de la alergia al polen de la maleza pueden ser similares a los de otras muchas alergias estacionales. Los síntomas comunes de la alergia al polen de la maleza pueden incluir:

  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Goteo nasal
  • Picor en la garganta
  • Ojos irritados
  • Tos
  • Sibilancias