Alergia al pescado o marisco

A mucha gente la encanta el pescado y el marisco, desde el salmón hasta las gambas y las vieiras. Pero, desafortunadamente, algunas de estas personas tienen la posibilidad de desarrollar una alergia al marisco y al pescado. A pesar de que ambos se encuentran en la categoría de «alimentos marinos», el pescado y marisco son biológicamente diferentes, por lo que el pescado no provoca una reacción alérgica en una persona con alergia al marisco o viceversa.

La alergia al pescado o el marisco, como cualquier alergia, se produce cuando el sistema inmunológico considera que algo con lo que ha entrado en contacto es perjudicial. Si tiene una alergia y come pescado o marisco, su sistema inmunológico libera histaminas, que son las que causan los síntomas alérgicos.

Las alergias al pescado y el marisco son poco frecuentes, pero son graves: pueden producir anafilaxia, una reacción alérgica potencialmente mortal. Muchas personas que padecen alergia al pescado o el marisco la han desarrollado de adultos (el 60 % de las alergias al marisco y el 40 % de las alergias al pescado comienzan siendo adultos) y sus reacciones pueden ser graves. Estas alergias pueden estar causadas por pescado o marisco que ha ingerido antes sin problemas, pero una vez que se desarrolla una alergia al pescado o el marisco, suele mantenerse durante el resto de la vida.

SÍNTOMAS DE ALERGIA AL PESCADO O EL MARISCO

Los pescados y mariscos pueden ser un ingrediente oculto en muchos alimentos. Por eso, es importante que lea la etiqueta o pregunte antes de comprar o comer determinados alimentos. Los ingredientes de los alimentos envasados pueden cambiar en cualquier momento y sin previo aviso.  También es importante evitar las marisquerías, ir a la lonja y estar en lugares en los que se está cocinando marisco o pescado.

Los síntomas de alergia a pescados y mariscos pueden incluir:

  • Sibilancias leves o tos
  • Picor en la boca
  • Vómitos
  • Picor intenso
  • Erupción cutánea (eccema)
  • Hinchazón facial
  • Aspecto pálido o colorado
  • Síntomas de anafilaxia
  • Síntomas digestivos (por ejemplo, dolor abdominal, náuseas, diarrea)
Los síntomas pueden tardar en aparecer después de comer pescado o marisco. La mayoría se producen en unos minutos, pero algunas personas no experimentan síntomas hasta una hora después de comer. Al igual que con otras alergias alimentarias, los síntomas de una alergia al pescado o el marisco pueden ser de leves a graves.

ALERGIA AL MARISCO

El marisco se divide en dos grupos diferentes: crustáceos y moluscos. Algunas personas con alergia al marisco son alérgicas a ambos tipos, pero algunas solo son alérgicas a uno.

Entre los crustáceos se incluyen:    

  • Gambas
  • Cangrejos
  • Langostinos
  • Cangrejos de río
  • Langostas

Entre los moluscos se incluyen:

  • Almejas
  • Mejillones
  • Ostras
  • Calamares
  • Sepias
  • Pulpos
  • Caracoles
  • Vieiras 

Las reacciones alérgicas a los crustáceos suelen ser especialmente graves. Los crustáceos causan el mayor número de reacciones alérgicas. Muchas personas alérgicas al marisco toleran los moluscos.

ALERGIA AL PESCADO

La alergia al pescado no es tan frecuente como el resto de las alergias alimentarias, pero es importante tomársela tan en serio como las demás, porque puede provocar las mismas reacciones graves. Existe un alto grado de reactividad cruzada entre diferentes especies de pescado, de modo que los profesionales sanitarios suelen aconsejar a sus pacientes alérgicos al pescado que eviten todo tipo de pescado. 

Existen miles de especies de peces, pero la alergia al pescado suele estar relacionada con:

  • Atún
  • Bacalao
  • Salmón
  • Halibut