Alergia a los frutos secos

Hay muchos tipos de frutos secos: las almendras, los anacardos y las nueces son muy conocidos.

Las alergias a los frutos secos son un tipo común de alergia alimentaria tanto en niños como adultos. La alergia a los frutos secos, como cualquier alergia, se produce cuando el sistema inmunológico identifica que algo que ha ingerido o con lo que ha entrado en contacto es perjudicial. Cuando se ingieren o incluso tocan frutos secos, las proteínas hacen que el sistema inmunitario responda y libere histaminas, que son las que causan los síntomas de la alergia. La alergia a los frutos secos puede causar anafilaxia, una reacción alérgica potencialmente mortal.

Por desgracia, la alergia a los frutos secos suele durar toda la vida: menos del 10 % de las personas la superan. Algunas personas que han sufrido reacciones graves a los frutos secos pueden llegar a superar su alergia a los frutos secos. Por tanto, la gravedad de la reacción no significa necesariamente que no vaya a superar la alergia.  

SÍNTOMAS DE ALERGIA A LOS FRUTOS SECOS

Estos son algunos otros síntomas de la alergia a los frutos secos:

  • Picor intenso
  • Síntomas digestivos (por ejemplo, dolor de estómago, diarrea, náuseas)
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad respiratoria
  • Congestión nasal o rinorrea
  • Vómitos
  • Picor en la boca, garganta, ojos, piel o cualquier otra zona
Las alergias a los frutos secos están entre las causas más comunes de anafilaxia. Las personas con una alergia a los frutos secos grave deben estar preparadas para responder en cualquier momento a una reacción anafiláctica.

Si tiene alergia a algún tipo de fruto seco, tiene una mayor probabilidad de ser alérgico también a otros tipos de frutos secos. Además, la contaminación cruzada entre varios frutos secos es común durante el procesamiento en la fábrica. Por lo tanto, muchas personas con alergia a un fruto seco evitan todos los frutos secos.  

Estos son algunos de los tipos de frutos secos que más se consumen:

  • Almendras
  • Nueces de Brasil
  • Pecanas    
  • Piñones
  • Pistachos
  • Nueces
  • Anacardos 
  • Avellanas (incluidas las avellanas napolitanas)

Los frutos secos también pueden ser un ingrediente oculto en muchos alimentos. Por eso, es importante que lea la etiqueta o pregunte cuáles son los ingredientes antes de comprar o comer determinados alimentos. Los ingredientes de los alimentos envasados pueden cambiar en cualquier momento y sin previo aviso. Por tanto, lea siempre detenidamente los ingredientes. 

Deja un comentario