Alergia a las picaduras de abejas

Para la mayoría de las personas, sufrir la picadura de una abeja, avispa o avispón puede ser molesto y un poco doloroso, pero no es una situación de vida o muerte. Sin embargo, si tiene alergia a uno de estos insectos, una picadura podría ser potencialmente grave, ya que el veneno podría provocar una reacción alérgica potencialmente mortal llamada anafilaxia.

Una reacción normal a una picadura de abeja, avispa o avispón incluye picor, enrojecimiento e hinchazón en la zona de la picadura. La mayoría de las personas mejoran al cabo de unas horas o unos días, pero aquellas que son alérgicas al insecto que les ha picado, pueden sufrir reacciones más graves.

Cuando un insecto pica, inyecta una sustancia tóxica llamada veneno. Si usted es alérgico, su sistema inmunitario reconoce el veneno inoculado como un invasor dañino y responde liberando una sustancia química llamada histamina. La liberación de la histamina y otras sustancias químicas es lo que provoca la reacción.

LAS PICADURAS DE INSECTO PUEDEN PROVOCAR LOS SIGUIENTES SÍNTOMAS COMUNES

La mayoría de las personas pueden tener los siguientes síntomas en la zona de la picadura al cabo de unos minutos:

  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Inflamación
  • Picor
Las picaduras de insectos también pueden provocar una reacción alérgica repentina y potencialmente letal llamada anafilaxia.

ANAFILAXIA

El veneno de los insectos también puede provocar un shock anafiláctico, que normalmente se produce a los pocos minutos de la picadura. Entre los signos de una reacción más grave que podría derivar en una anafilaxia se incluyen los siguientes:

  • Prurito, urticaria o hinchazón en una parte importante del cuerpo
  • La cara, la lengua o la garganta comienza a inflamarse
  • Dificultad para respirar
  • Mareo
  • Retortijones en el estómago
  • Náuseas o diarrea
 

Deja un comentario