Alergia a animales o mascotas

Si le lloran los ojos o empieza a estornudar después de jugar o estar cerca de un animal con pelo, como un perro o un gato, es posible que tenga alergia a los animales. La caspa de animales, que es una combinación de piel, pelo y saliva, es extremadamente pequeña y ligera, por lo que puede permanecer en el aire durante horas, lo que podría causar síntomas mucho después de que el animal haya salido de la habitación. La caspa puede aterrizar en los muebles, las alfombras, los colchones, las tapicerías o la ropa, por lo que las personas que tienen mascotas pueden llevarla consigo, sin saberlo, donde quiera que vayan, incluido el colegio o el trabajo.

La alergia a los animales con pelo, en particular a perros y gatos, se considera un factor de riesgo para el desarrollo de asma y rinitis alérgica. Se ha observado que casi el 30 % de las personas con asma han sufrido un ataque de asma provocado por los gatos.

Y, a pesar de lo que haya oído, no existe ninguna raza de perro o de gato que sea realmente hipoalergénica.

SÍNTOMAS COMUNES DE LA ALERGIA A ANIMALES

Es muy fácil que se metan en los ojos o la nariz pequeñas partículas de caspa de animales. Algunas son incluso tan pequeñas que se pueden respirar y llegar a los pulmones. Las personas con alergia a la caspa de animales pueden reaccionar de inmediato, pero en ocasiones los síntomas pueden retrasarse. Si experimenta uno o varios de estos síntomas después de estar cerca de un animal con pelo, puede que sea alérgico.

Si experimenta uno o varios de estos síntomas después de estar cerca de un animal con pelo, puede que sea alérgico.

  • Estornudos
  • Goteo o congestión nasal
  • Dolor facial (debido a la congestión nasal)
  • Tos, sibilancia o dificultad para respirar
  • Ojos llorosos, ojos rojos o picor de ojos
  • Erupción cutánea o urticaria

LOS DESENCADENANTES ALÉRGICOS SE VAN SUMANDO

Tener alergia a los animales no significa necesariamente que tenga que deshacerse de su mascota para sentirse mejor. Dado que todo a lo que es alérgico se va sumando, tiene que controlar la exposición a los factores desencadenantes de la alergia antes de llegar a su umbral de síntomas, es decir, el punto en el que comienza a experimentar síntomas.

El control de la exposición puede ayudarle a mantenerse por debajo de su umbral de síntomas para seguir conservando a su perro y experimentar un menor número de síntomas. Para ello, consulte a su profesional sanitario para profundizar en la causa de sus síntomas.

Deja un comentario